4 dudas comunes (¡y sus respuestas!) a la hora de crear contenido para tu emprendimiento

4 preguntas a la hora de crear contenido

A esta altura probablemente ya sepan que soy una convencida que el contenido de calidad, es la materia indispensable para cualquier acción de marketing.

Sin contenido no tenemos de qué hablar con nuestra marca y nos va a resultar más forzado atraer clientes. Porque tendríamos que estar todo el tiempo vendiendo, lo que inevitablemente aburre y cansa.

El contenido es la forma de hablar de tu tema (el tema de tu marca) sin estar vendiendo todo el tiempo. O por lo menos, sin estar vendiendo directamente. Vendiendo sin vender.

Por supuesto, crear contenido de calidad que resalte y se distinga en tu industria, lleva tiempo y esfuerzo. Por eso, es lógico que a la hora de decidir si hacerlo o no, muchas veces surjan dudas o preguntas.

Hoy te quiero compartir las 4 preguntas que más me hacen a la hora de crear contenido y mis respuestas, para que tomes tu propia decisión:

Pregunta #1 – “¿Qué comparto? No se me ocurre nada”

Cuando hablo de contenido, me estoy refiriendo a contenido para tu negocio. Contenido para atraer potenciales clientes. Por supuesto, si tenés un Blog personal o una cuenta de Instagram como hobbie, genial que compartas lo que te vaya dando ganas o un poquito de esto y otro de aquello.

Pero cuando hablamos de contenido para tu negocio, ese contenido debería tener una intención. Y esa intención es una decisión estratégica que tenemos que tomar, antes de pensar cómo sacar lindas fotos, qué filtros usar o cómo escribir mejores textos.

Por eso, a esta primer pregunta de qué contenido comparto, la respuesta es: depende. Depende de tu negocio y tus objetivos de comunicación.

Si uno de tus objetivos es, por ejemplo, “posicionarte como experta en finanzas para PYMES”, va a tener sentido que crees contenido donde enseñes todo lo que sabes de finanzas para PYMES. Para que las dueñas de esas PYMES puedan ver que sabes del tema y considerarte una experta.

Si tu objetivo es “que la gente entienda las miles de formas en que se pueden usar tus productos”, tus contenidos podrían ser tutoriales, fotos o videos donde muestres y expliques esas formas en que se pueden usar tus productos.

Si tu objetivo es mostrar que tus productos están hechos a mano, de forma 100% artesanal, podría tener sentido que crees contenido donde muestres ese detrás de escena y proceso de producción, para que tus potenciales clientes entiendan lo que implica y el trabajo que lleva.

Por supuesto podemos tener más de un objetivo. Pero mi sugerencia es que pienses y escribas cuáles son tus tres o cuatro principales, para que te asegures que tu contenido gire alrededor de eso.

Ésta es la decisión más importante a la hora de crear contenido, para asegurarte que lo que compartís y comunicas te ayuda a conseguir los objetivos que querés para tu negocio. Y no estás compartiendo por compartir cualquier cosa que se te cruza por el camino, sin saber muy bien para qué o por qué.

Así que si no tenés claro ésto, sentate un rato y pensalo, haciéndote estas preguntas: ¿qué quiero lograr con mi comunicación?, ¿qué quiero que mi potencial cliente entienda de mi marca?, ¿qué es lo que sí o sí me gustaría que digan de mis productos o servicios?

Escribí todo lo que se te ocurra y después elegí las 3 o 4 que te parezcan más importantes y relevantes para tu emprendimiento.

Un tip que te puede servir es pensar si muchas veces te escuchas diciendo “es que la gente no entiende…”, “es que no valoran…”, “es que no se dan cuenta…”, relacionado a lo que ofreces con tu negocio, ¡porque puede ser una gran pista del tipo de contenido que deberías crear!

Si sentís que “la gente no entiende cómo se usa tu producto”, ¡es TU ROL explicarlo! No es responsabilidad de tus potenciales clientes adivinar cómo se usa, es tu responsabilidad mostrarles y enseñarles. Vos sos la experta en el mundo de tu marca, no ellos.

Por supuesto, es muy poco probable que se te ocurran grandes ideas de contenido sentándote cinco minutos o abandonando a la primera que te sientas bloqueada. Así que superá esa barrera mental, pensá y escribí. Y, si necesitás más inspiración, te dejo algunas ideas que te pueden servir:

Pregunta #2 – “¿Vale la pena el esfuerzo? Yo quiero vender”

La segunda pregunta que más me hacen, cuando se trata de crear contenido, es si vale la pena el esfuerzo y tiempo que lleva. Entiendo de dónde viene la pregunta, porque es lógico que, ante la perspectiva de ponernos a crear tutoriales, filmar videos, escribir artículos o grabar un podcast, nos asusta el tiempo que va a llevar y dudamos si hacerlo o no.

El tema es que, hoy en día, en un mundo lleno de opciones, no basta con tener productos o servicios lindos y buenos para atraer clientes y vender. Probablemente haya miles de productos o servicios similares al tuyo.

Tenemos que ofrecer algo más para diferenciarnos y, para mí, el contenido es una gran forma de conseguir eso.

Yo puedo decir que “soy experta en marketing”, pero hasta que no leas mi Blog y veas que lo que comparto te sirve, ¿por qué me vas a creer?

Si no tuviese el Blog y solo me la pasase diciendo “sé mucho de marketing, acá podés ver mis servicios”, ¿por qué confiarías en mí? ¿Y qué diferencia encontrarías entre mi propuesta y otras miles más?

El contenido es lo que nos permite mostrar en lugar de sólo decir. Y eso es mucho más poderoso.

Lo mismo para cualquier negocio. Si vendes cursos de pastelería, pero lo único que comunicás es “estos son mis cursos, acá te podés anotar, estas son las fechas”, ¿cómo sabe alguien si sos la persona con la que quiere aprender?

En cambio, si creas tutoriales, mostrás tus paso a paso, compartís consejos… vas a atraer mucho más fácil a tus potenciales clientes. Esas personas que quieren aprender pastelería, pero además y muy importante, ¡quieren aprender con vos! Porque les encanta tu estilo de enseñar y, lo saben, porque vienen consumiendo tu contenido gratis.

Entonces, antes de preguntarte si vale la pena o no, me preguntaría: ¿Cómo va a llegar alguien a mi marca si no comparto nada de valor? ¿Por qué va a confiar en mí? ¿Y cómo se va a dar cuenta que sé del tema y vale la pena pagar por lo que estoy ofreciendo?

Pregunta #3 – “¿Y si lo copian? O peor, ¿si lo copia mi competencia?”

Ésta es probablemente la pregunta del millón ¡y con toda razón! Creo que pocas cosas molestan tanto como invertir horas en crear contenido original y de calidad, para encontrarnos con alguien que decidió copiarlo, pegarlo y compartirlo como si fuese propio. Así sin más. Porque sí.

Si nunca te pasó, preparate porque duele y enoja. Pero ya te voy avisando que, si creas contenido bueno, te va a pasar.

El tema es que, contenido puede crear cualquiera, porque contenido es cualquier cosa que ponemos afuera en el mundo. Una foto es contenido, una frase es contenido, un video es contenido.

Pero no todo contenido es de calidad y en la calidad está la diferencia.

Lamentablemente hay personas que optan por el camino fácil de copiar lo que otra persona invirtió horas en crear. Porque, por supuesto, la calidad lleva tiempo y esfuerzo. Y no todo el mundo está dispuesto a eso. Pero, en mi experiencia, ese camino fácil es corto. No hay forma de crear una comunidad auténtica y un negocio sólido copiando y pegando cosas de otros.

Sinceramente, es difícil controlar eso al 100% y, en mi opinión, ni vale la pena poner la cabeza ahí. Decidir no crear contenido porque alguien nos puede copiar, es decidir desde el miedo y la escasez en lugar de hacerlo desde la potencialidad y miles de oportunidades que pueden surgir si nos animamos a compartir lo que sabemos y apasiona.

El contenido es una de las formas de compartir con el mundo (tu mundo, el de tu cliente ideal!) todo eso que tenés adentro, lo que te gusta y aprendiste haciendo lo que hacés.

Es una forma de mostrarte, exponerte y que otras personas te conozcan. Y eso es oportunidad pura de crecimiento y expansión. Para tu negocio y para vos como persona y profesional.

Entonces, si estás con ese miedo de que te roben el contenido que crees, mi sugerencia es que saques la mirada de ahí y te preguntes en cambio: ¿Qué es lo que quiero generar con mi marca? ¿Cuál es la razón por la que estoy haciendo lo que estoy haciendo? ¿Qué impacto quiero lograr?

Si queremos un negocio “con sentido” (que nos llene el alma!), estoy convencida que es más que “sólo vender”. Vender es clave y soy fanática de las emprendedoras ambiciosas, pero casi nunca es sólo eso.

Si no tenemos un propósito más grande detrás, es difícil sostener en el tiempo el esfuerzo que implica crear un negocio rentable. Y, para mí, el contenido es uno de los medios para llevar ese propósito a la vida.

Si tu propósito es, por ejemplo, disminuir la obesidad infantil compartiendo recetas saludables para hacer en familia, y 100 personas al año asisten a tus talleres o contratan tu servicio, vas a estar impactando a 100 personas. Pero, si además, otras 50,000 leen tu contenido, aprenden tus recetas y siguen tus pasos, ¡tu impacto va a ser potenciado! Y eso, para mí, vale la pena.

Pregunta #4 – “¿Quién va a pagar, si comparto tanto gratis?”

Por último, otra de las grandes preguntas que surge a la hora de crear contenido, es por qué alguien va a pagar por mis servicios, comprar lo que estoy ofreciendo o asistir a mis talleres, si estoy compartiendo contenido gratis de tanto valor.

La respuesta se explica en dos palabras: guía y acompañamiento.

Lo que compramos cuando compramos un curso o contratamos un servicio es una guía. Alguien que nos vaya llevando paso a paso a conseguir el resultado que queremos. Que nos explique qué tenemos que hacer primero y qué después. Y nos ahorre las miles de horas que tendríamos que dedicar a buscar toda esa información por nuestra cuenta.

Sea comer más sano, aprender a manejar las finanzas de mi negocio, sacar mejores fotografías o descubrir cómo vestirme con la ropa que tengo en casa, siempre hay un resultado que estás prometiendo con tu servicio o curso.

Y, tus clientes, no están comprando la información, sino la ayuda que les vas a brindar para implementar esa información y conseguir ese resultado de la forma más simple y rápida posible. Están pagando para que les ahorres tiempo y acompañes en ese proceso.

Por eso, en mi experiencia el contenido que compartas gratis no evita que la gente quiera contratarte y pagar por tus servicios, ¡sino todo lo contrario!

Tu contenido será la forma que tendrán esos potenciales clientes de ver lo mucho que sabes del tema, enamorarse de tu estilo y forma de hablar de ese tema, y con más razón, querer trabajar con vos.

Seguro habrá muchísimas personas que van a consumir tu contenido y no van a comprar tus servicios, ni tus productos ni tus cursos. Eso es una realidad y está perfecto, siempre y cuando vivas tu contenido como una forma de impactar a mucha más gente y darte a conocer al mundo.

Por supuesto, estas respuestas son muy personales y lo más importante es que las contestes con lo que sentís y pensás.

Acá te compartí lo que pienso y contesto cuando me preguntan estas cosas, pero por supuesto vos sos la que tiene que decidir si merece la pena el tiempo que implica crear contenido de calidad, el “riesgo” que te lo copien y la energía que demanda crear y mantener una comunidad.

Es tu negocio y sos vos la que va a estar después poniendo el cuerpo y tiempo para crear todo este contenido, así que lo más importante es que estés convencida que vale la pena para tu propio negocio y lo que vos estás queriendo crear.

11 comentarios
  • mabel coronel

    holaa, Nay…
    Como estas?
    gracias x tanta ayuda. Sos genial.
    Tan clara y especifica…
    gracias. besos.

    • Nayla Norryh

      Miiiiiil gracias por tu mensaje Mabel!!!!!💕💕

  • Marta

    ¡Increíble! me encantó el artículo. Lo voy a guardar para releerlo siempre que me entren dudas para motivarme a seguir adelante!
    ¡¡¡Mil gracias!!!!

    • Nayla Norryh

      Aaaaay que lindo que te guardes el artículo para releerlo cuando lo necesites Marta!!!! Me pone feliiiz saberlo 😍😍

  • Melly

    Leí todo muchas gracias, quería consultarte algo,
    ¿Qué opinas que “uno” salga en las historias? Yo trato de no hacerlo al crear contenido porque pienso que mi negocio va a depender de mi imagen y rostro ,sé que el salir genera confíanza ,sobre todo en el rubro en el que estoy, a mi también me gusta ver cuando las emprendedoras salen, pero qué pasaría si no salgo 4 días,? Mis ventas caen? Si mi negocio crece muchísimo, tendría siempre que salir? Eso es lo que aún no logro aterrizar , me ayudas con tus comentarios?
    Mil gracias

  • Majo

    Siempre tan acertada y con un gran aporte de valor y calidad para las que vamos abriendo camino hacia nuestros sueños y bienestar de desarrollo personal y profesional. saludos Nay

    • Nayla Norryh

      Graaaaacias por tus palabras Majo!!!😍

  • Paola

    Me encanta tu contenido. Mi caso es así con vos, te conocí por el minicurso gratuito y dije, si la versión gratuita es tan completa, imagínate pagar el curso completo? Y ahí hace un año me anoté a marketing para emprendedoras y fue genial todo lo que aprendí. Gracias!

    • Nayla Norryh

      Aaaaayyy que lindo que lo hayas sentido así Paola!!! Me pone feliiiiz saberlo!! 💕

  • Lucía

    Lo máximo Nay!!! Tus artículos siempre llegan a mi en el momento perfecto! Es lo que necesitaba escuchar para reafirmar que estoy en el camino correcto!
    Gracias, gracias y gracias!
    🙂

    • Nayla Norryh

      Que buenooo que te sirvan los contenidos Lucía!!!💕💕

Descubrí en qué enfocarte

Según la etapa de tu emprendimiento