3 errores comunes al crear contenido para tu emprendimiento

3 errores comunes al crear contenido para tu marca

A esta altura, quizás ya me escuchaste hablar varias veces de la importancia de crear contenido de valor para atraer clientes. Y, que si te la pasas vendiendo directamente tus productos o servicios, llega un punto en que vas a cansar y te vas a cansar.

Pero, ¿qué es exactamente contenido? Contenido es CUALQUIER cosa que crees para comunicar algo con tu marca. Desde una foto, un video, un tutorial, un artículo en un Blog o el texto que pongas en tus publicaciones en las redes … ¡TODO es contenido! Pero, aunque todo sea contenido, no cualquier contenido te va a ayudar a atraer potenciales clientes a tu negocio.

Por eso, hoy te quiero compartir los 3 errores más comunes que veo a la hora de crear contenido de valor, y por qué quizás te puede estar costando saber qué compartir o hacerlo de forma consistente.

Error #1 – No definir qué rol tiene para tu negocio

Cuando hablamos de contenido, estamos hablando de contenido para tu marca: contenido para atraer potenciales clientes. Si tenés tus redes sociales o Blog personal está genial que compartas lo que se te vaya ocurriendo cada día, porque es tu vida y no tiene un objetivo puntual lo que estás haciendo. Pero, si estás creando contenido para tu negocio, mi sugerencia es que sí tenga un rol específico y tengas claro por qué estás compartiendo lo que estás compartiendo.

Eso empieza siempre y necesariamente teniendo muy claro quién es tu cliente ideal. ¿Para quién estás generando y compartiendo ese contenido? ¿A quién estás queriendo atraer a tu negocio?

Si eso no está claro, va a ser muy difícil generar contenido atractivo. Porque si intentamos hablarle a todo el mundo, nos va a quedar contenido genérico y sin emociones, que no le va a hablar y no va a atraer a nadie.

Por ejemplo, si sos fotógrafa especializada en bodas, no vas a crear el mismo tipo de contenido, que si sos fotógrafa de recién nacidos o embarazadas o quinceaños. Y si tratas de generar contenido para todos esos potenciales clientes al mismo tiempo, ahí es cuando probablemente sientas un mareo importante a la hora de sentarte a definir qué compartir y qué crear. O tus redes sociales terminen siendo una mezcla de todo un poco, que para alguien que llega y ve tus publicaciones, no queda muy claro qué esperar de tu negocio.

Así que, si no tenés claro cuál es el área de foco de tu emprendimiento y a quién le estás hablando, ese es el primer paso indispensable. Porque una vez que eso está claro, las ideas van a fluir muchísimo más rápido y va a ser mucho más fácil pensar qué querés lograr con tu contenido. ¿Querés enseñar? ¿Inspirar? ¿Motivar?

Va a depender de qué necesite y esté buscando tu cliente ideal.

Si, por ejemplo, tu emprendimiento consiste en ofrecer talleres de crochet para mujeres que no tienen experiencia en eso, pero quieren aprender para tener una actividad para ellas, donde se desconecten y disfruten un rato con otras personas, entonces tu contenido estará enfocado en atraer a esa mujer. Y no será igual que, si en cambio, tus talleres de crochet estuviesen apuntados a expertas que quieren perfeccionarse para vivir de eso.

En ambos casos el rol de tu contenido puede estar enfocado en enseñar para atraer a esas potenciales clientas con ganas de aprender, pero el tipo de contenido va a ser completamente diferente si le hablas a alguien que no sabe nada de crochet que si le hablas a alguien experta en eso.

Y uno de los errores más comunes es la falta de esta definición clara. Así que si no tenés claro qué rol querés que cumpla tu contenido en tu emprendimiento, acá te comparto 6 posibles acciones para que elijas o te inspires para pensar otras.

Error #2 – Irnos demasiado a los extremos

Para que el contenido te ayude a atraer potenciales clientes, la idea es que no te la pases vendiendo directamente, pero tampoco irnos para el otro extremo.

Muchas veces veo comunicaciones de emprendimientos que se la pasan mostrando la vida de la emprendedora o compartiendo cosas graciosas o mostrando la serie que justo está viendo en ese momento la persona, pero que por publicaciones y publicaciones es casi imposible entender qué ofrece ese negocio.

Por eso es un fino balance entre lo que tu cliente ideal está buscando o necesitando, pero siempre considerando el mundo de tu marca.

Siguiendo el ejemplo anterior, si tu emprendimiento es una escuela de talleres de crochet, entonces tu contenido debería girar alrededor del mundo del crochet. No publicando únicamente las inscripciones a tus talleres (que sería solo venta directa), pero compartiendo tips, tutoriales, paso a paso, experiencias de otras clientas, dudas comunes, tu propia experiencia con esas técnicas… ¡MUCHO más que solo tus talleres, pero dentro del mundo de tu marca, que es el mundo del crochet!

No quiere decir entonces que “no podemos” compartir nada fuera de eso. ¡Porque eso sería irnos de nuevo al extremo! Yo, por lo menos, no creo en los “nunca” ni los “siempre”, pero sí es importante que no te la pases compartiendo cosas que no tengan nada que ver con el mundo de tu marca. Para que a tus potenciales clientes del otro lado, les resulte claro y simple entender de qué se trata tu cuenta y tu emprendimiento.

A veces veo por ejemplo, emprendimientos compartiendo frases motivacionales, pero sin ningún texto donde la emprendedora haga algún tipo de relación de la frase con el mundo de su marca.

La misma frase la podemos compartir todas, pero la diferencia va a estar en la interpretación o reflexión que vos hagas de esa frase, hablándole directo a tu cliente ideal. Sino no va a tener ningún impacto.

Te comparto un ejemplo, para que veas como la misma frase exactamente igual, usada en dos contextos y emprendimientos completamente diferentes, pueden hablarle a públicos diferentes. Pero la diferencia no la hace la frase en sí misma, sino el texto que la acompaña en cada caso.

3 errores comunes a la hora de crear contenido ejemplos

En mi Instagram, publiqué una vez la frase “El éxito es la suma de pequeños esfuerzos repetidos día tras día”. En el texto de esa publicación, lo que puse fue: “Realmente creo que la paciencia y la constancia son las palabras mágicas del emprendimiento. No de casualidad aparecen como las figuritas repetidas en absolutamente todas las entrevistas a emprendedoras. Suena simple, pero esas palabritas suelen ser complejas de llevar a la práctica. Es seguir compartiendo cosas cuando todavía tenés poquitos seguidores y likes, es seguir mejorando tus servicios y productos aunque sólo tengas unos poquitos clientes, es seguir aprendiendo cosas nuevas, es aparecer incluso esos días que morís por quedarte todo el día mirando Netflix. Es seguir y seguir. Todos los días sumando pequeños esfuerzos”

La reflexión que yo hice de esa frase estaba relacionada con el mundo del emprendimiento. En cambio, Mili Palma es Sleep Coach, ofrece un servicio que no tiene nada que ver con el mío. Yo soy mentora de marketing para emprendedoras, y ella es Coach de sueño para bebés. Pero un día publicó la misma frase que también le gustó, sólo que en su texto puso: “Cuando empezamos un Plan de Sueño para Mejorar los Hábitos de Sueño de un bebé, muchas veces vemos resultados muy rápido pero muchas veces no, hacemos un trabajo de observación, de suma de detalles, de ponernos de acuerdo en situaciones que son básicas para dormir mejor como movernos dentro de rangos horarios favorables pero también dando alternativas que vayan de la mano con cada familia. Es un trabajo en equipo y siempre el experto está en casa y es el Bebé

La frase puede ser la misma, pero lo que importa es la reflexión que cada una puso después. Porque la frase puede ser lo que llame la atención, pero la reflexión que vos hagas, es lo que va a conectar o no con tu potencial cliente del otro lado.

Si Mili hubiese compartido esa misma frase, pero no hubiese puesto ningún texto donde relacione el esfuerzo con el mundo de su marca (el sueño del bebé), la mamá del otro lado hubiese visto la frase y seguido de largo. En cambio el texto le habla a ella directo. Le habla de lo que le está pasando, de ese bebé que no está durmiendo y de ese esfuerzo día a día que tiene que hacer para cambiar ese hábito.

Entonces, para que revises si en tus comunicaciones y contenido le estás hablando directamente a tu cliente ideal y se entiende claramente cuál es el mundo de tu marca. Para que no te vayas para el extremo de sólo vender, sin agregarle ningún valor a esa persona del otro lado, pero tampoco te la pases compartiendo contenido que a tu potencial cliente le divierte o entretiene, si no tiene ninguna relación con el mundo de tu marca y la historia que querés contar.

Error #3 – Dejar la creatividad librada al día a día

Por último, pero creo que el error más grande que veo a la hora de crear contenido, es la falta de planificación. Dejar libradas las publicaciones a lo que se nos ocurre cada día, creo que es la fórmula para pasarla mal y no mantener ningún tipo de consistencia y continuidad con nuestra comunicación.

Porque, es literalmente imposible ser creativas las 24 horas del día, los 7 días de la semana y además, el día a día tiene siempre imprevistos y urgencias, que van a hacer que nos encontremos muchos días diciendo “Uy! ¿Y ahora qué comparto?”

Sin planificación es muy difícil crear fotos y textos de calidad, y asegurarnos una rutina constante de publicación y comunicación. Y la constancia es LA CLAVE para cualquier negocio.

Yo por ejemplo, publico en mi Blog una vez por semana. Esa es la rutina que definí. Pero, para hacer eso posible, una vez por mes, me siento y pienso los títulos de todo el mes siguiente. Y una vez por semana ya tengo dos horas bloqueadas todos los martes para escribir. Si lo dejase librado a “cuando pueda escribo”, no escribiría jamás. Porque siempre hay cosas más urgentes, pero menos importantes. Para mi el Blog es clave y por eso me hago el espacio para que eso pase.

Lo mismo con las redes sociales. Si ese es tu canal de comunicación y querés asegurarte de mantener una constancia diaria o de tres veces por semana, ¡la única forma es planificando con tiempo! Porque sino, cada día que te sientes o no se te va a ocurrir qué publicar, o no vas a tener los materiales a mano para hacer las fotografías o nunca vas a tener tiempo.

En cambio, te bloqueas por ejemplo tres horas por mes, donde te dedicás exclusivamente a pensar todos los posts del mes siguiente. Además de ahorrarte muchas horas, la planificación es estratégica. Porque mirando un mes completo con anticipación, vas a poder anticipar fechas especiales en las que querés hablar con tu marca y ver la coherencia y balance de toda tu comunicación.

Para que no te acuerdes que querías hacer algo para el “Día de la Madre” con tu marca, recién cuando veas las publicaciones de todo el resto de las marcas hablando de eso. Porque entonces vas a salir a hacer algo a las apuradas, que seguro no va a tener el impacto que querés.

La planificación te permite pensar con la mente fría y hacer cosas de mejor calidad e impacto para tus resultados. Así que si hoy todavía no tenés una rutina de planificación, acá te comparto 5 tips para manejar tus redes sociales de forma planificada y estratégica.

Para mí la comunicación es una de las decisiones más estratégicas de un negocio. Qué vas a decir con tu marca, no es algo para dejar librado a “cuando tengamos tiempo”, sino que deberíamos bloquearnos tiempo para hacerlo con mente fresca, energía y pensamiento estratégico.

Al final, el contenido es la materia prima fundamental para un buen plan de marketing. Sin contenido de valor pensando para tu cliente ideal, es muy difícil que un plan de marketing funcione.

Así que si hoy no tenés muy claro a quién le estás hablando con tu contenido o no tenés un plan claro que armes con tiempo, te invito a que revises cuál de estas causas te puede estar frenando más, ¡para que lo ajustes y generes contenido atractivo y de alto impacto para tu negocio! 💕

8 comentarios
  • Betzaida Ferran

    Hola Nayla soy Betzaida de Panama sera que puedes entrar a mi Instagram mirar mi página y darme tu opinión please Carolsboutique es el nombre. Thanks you.

    Sigo todo lo suyo.

  • Mica

    Nayyy sos una genia! Me encantan todos los artículos que publicas y me ayudan un montón a crecer y a seguir avanzando 💪 me identifico totalmente con el tema de la planificación, que es lo que más me cuesta y lucho conmigo misma para planificar mi contenido con antelación (de a poco va queriendo jaja)
    Muchas gracias x toda la ayuda que nos das, ojalá sepas lo importante que sos para todas nosotras, las emprendedoras ☺️
    Besos!

  • Valeria

    Muy útil!! Me encanta leerte. Muchas gracias!

  • Marianela

    Me encantan los artículos! hace unos días que estoy haciendo un giro (de a pequeños pasos) en la comunicación de mi emprendimiento y para mi sorpresa estoy teniendo mucha más respuesta e interacción con mis seguidores. Gracias

  • Magui

    Siempre tan clara en cada idea!! son muy útiles todos los concejos! me encanta leer tus post, me refrescan día a día cosas que se pasar por alto y son super importantes para que nuestros emprendimientos crezcan ! Graciaaaaaaaaas!

  • Alberto Ross

    Muchas gracias por los tips, sos una genia. Voy a aplicar todo lo que pueda en mi emprendimiento. @caminosdeconocimiento 😊

  • Andy

    Hola Nay! Que gusto conocerte. Hace muy poquito llegué a tu blog. Ya no sé por dónde pero llegué! Me sentí muy identificada con todo lo que explicas, además no es casualidad, tu ejemplo me vino genial. Justamente mi emprendimiento se basa en “dar clases y talleres de tejido”. Así que pues leerte fue como si me hablaras a mi. Ya te estoy siguiendo!!! gracias!!!

Descubrí en qué enfocarte

Según la etapa de tu emprendimiento