¡Hola soy Nay!
MENTORA DE ESTRATEGIA Y MARKETING PARA EMPRENDEDORAS, Y UNA CONVENCIDA QUE LOS SUEÑOS SE TRABAJAN UN DÍA A LA VEZ

DESCUBRÍ EL MUNDO DEL EMPRENDIMIENTO HACE UNOS AÑOS Y ME REINVENTÉ COMPLETAMENTE. Y, DESCUBRÍ EN EL ANDAR, MI MISIÓN DE ACOMPAÑAR A OTRAS EMPRENDEDORAS A LOGRAR SUS OBJETIVOS, SIN QUE EL CAMINO TENGA QUE SER NI TAN CUESTA ARRIBA NI TAN SOLITARIO.

Estuve en el mundo corporativo más de 10 años, donde aprendí mucho de lo que sé de estrategia y marketing, pero además de procesos y metodologías. Me encantaba mi trabajo, pero siempre tuve esa sensación de que esto no puede ser todo”.

A los ojos de todos tenía la “carrera perfecta”, pero vivía con una sensación de vacío. Un día empecé a ver a mi alrededor y me di cuenta que no quería ser como ninguno de mis jefes, ni los jefes de mis jefes. Estaba haciendo carrera, ¿para qué? ¿Para llegar a dónde?

EMPECÉ A CUESTIONARME QUE TENÍA QUE HABER OTRA FORMA DE TRABAJAR, MÁS LIBRE, FLEXIBLE, FEMENINA Y CONECTADA CONMIGO MISMA. Y DONDE MI TRABAJO TUVIESE MÁS IMPACTO EN LA VIDA DE OTRAS PERSONAS.

Pero en ese momento no veía una alternativa clara. No tenía idea qué era, sólo sabía que no era eso. El amor por viajar nos llevó con mi marido a Panamá; y ahí, quizás por el cambio de aire, la lejanía con lo conocido o porque me gustaba mucho la playa… ¡me animé a renunciar!

Renuncié a lo conocido, a tener algo para hacer y un lugar para ir todos los días. Y los primeros meses fueron más difíciles de lo que me había imaginado, porque sentí que había renunciado a parte de mi identidad.

EMPEZARON AÑOS DE CAMBIOS Y MUCHO AUTO-CONOCIMIENTO, QUE DEFINIERON LA NUEVA PERSONA QUE SOY HOY.

Mi primer emprendimiento (un e-commerce) fue una montaña rusa en todos los sentidos y mi primer gran golpe contra la pared. Tuve que aprender y re-aprender de marketing, pero sobre todo enfrentarme con mi peor “enemigo”: mi ego.

Me auto-convencí que quería tener “el e-commerce más grande del mundo mundial”, cuando en realidad eso no se hablaba para nada con el estilo de vida que soñaba: trabajando desde cualquier lugar y sin horarios fijos.

Hice muchas elecciones porque era “lo correcto” para el negocio o para crecer rápido, sin tener en cuenta si eran lo correcto para mi y lo que quería para mi vida.

Al final me terminé sintiendo más atada y menos libre que cuando trabajaba en relación de dependencia. Y aunque el negocio funcionaba, no me funcionaba a mi.

AHÍ APRENDÍ LA IMPORTANCIA DE ESCUCHARSE UNO MISMO Y QUE, A VECES, HAY QUE RE-CALCULAR PARA AVANZAR. DECIDÍ VENDERLO Y TODO EMPEZÓ A FLUIR.

Me empezaron a contactar emprendedoras que habían visto mi tienda y querían ayuda con la suya: mujeres apasionadas con muchas ganas de vivir de una manera diferente.

Empecé a notar que muchas se sentían solas o estancadas con sus negocios. Sabían lo que querían pero no sabían qué pasos seguir o cómo llegar ahí.

Y ahí, casi por “arte de magia”los puntos se unieron y entendí cómo toda mi experiencia y habilidades estaban para hacer algo que me apasionara y donde podía generar un impacto mucho mayor.

Donde podía usar no sólo mi experiencia sino además tres de mis "poderes mágicos":

  • Mi capacidad extrema de foco
  • Mi pasión por la organización
  • Mi obsesión por bajar en pasos chiquitos planes muy grandes
¡Y así llegué donde estoy hoy!

Hoy trabajo con emprendedoras increíbles con ganas de crecer, guiándolas a elegir las estrategias y armar el plan para llevar su negocio al próximo nivel.

Y, como creo que todo empieza por uno, en el 2017 di un pasito extra y me certifiqué como coach. Parte como camino de crecimiento personal y parte como herramienta poderosa para acompañar mejor a más emprendedoras.

Porque las estrategias de negocio y marketing no son suficientes, si no nos enfocamos también en crecer nosotras: aprender, superar miedos, derribar barreras y mejorar hábitos. Al final somos el alma y corazón de nuestro emprendimiento.

Estoy extremadamente agradecida del camino que viví, pero tuve que aprender mucho de cero, sola y con bastante frustración. Por eso me encantaría acompañarte a potenciar tu negocio sin que tu camino sea tan abrumador ni solitario. Porque vivir de lo que te apasiona lleva tiempo y esfuerzo, ¡pero vale la pena! ¡Y juntas podemos lograrlo! ¿Te animás?

Nayla Norryh Marketing para Emprendedoras

Si querés que te mande nuevos recursos y tips gratis todas las semanas, ¡sumate que ya somos más de 20,000 emprendedoras!

SI QUERÉS SABER MÁS: